Author: Gustavo Arango

Testimonios

Gustavo Arango Yo, señores, soy el único ser humano que ha regresado con vida de un viaje al corazón de las inhóspitas tierras de Wambi-Zuledia. Luego de múltiples vicisitudes —que habrían hecho desistir al más decidido de los seres— alcancé la prueba definitiva que debo presentar hoy aquí para que no quede ninguna duda de mi hazaña, para que todos sepan que superé los retos que una empresa como ésa significa: los relativamente sencillos para llegar al centro de Wambi-Zuledia y los inhumanos a los que me vi enfrentado para salir de allí y llegar hasta ustedes con la...

Read More

Sollozo de poesía

  Cada vez que nos abruma lo irracional, cada vez que el mundo y sus criaturas nos sorprenden con su poder destructor, suele asomarse a nuestros labios la palabra absurdo. Cada vez que me veo repitiendo con ritmo de letanía: “todo esto es absurdo”, suelo buscar refugio en un pequeño libro que fue escrito hace siete décadas, cuando muchos también decían lo mismo.     En El mito de Sísifo, Albert Camus trató de interpretar el desasosiego que acompaña la vida y lo llamó el sentimiento de lo absurdo. Según él, todo ser humano llega a sentir el absurdo...

Read More

La patria del lenguaje

Palabras de agradecimiento durante el homenaje de la Feria del Libro Hispana Latina de Nueva York, el viernes 11 de octubre de 2013, en la Renaissance Charter School, de Jackson Heights, New York.   Por Gustavo Arango Quiero agradecer al Centro Cultural Hispano/Latino de Nueva York, a su presidente Fausto Rodríguez, al comité organizador de la Feria y, muy especialmente, a Juan Nicolás Tineo, por el honor que hoy me conceden. Agradezco también a senador José Peralta y al concejal Danny Dromm por la distinción que me hacen. Llevaré con orgullo toda la vida este homenaje que me hace...

Read More

Pasajeros

Las palabras son como laberintos donde siempre hay pasillos que jamás recorremos. Día a día usamos expresiones cargadas de sentidos que olvidamos o ignoramos, voces pobladas de pasados que se esconden detrás de los sonidos. Decimos “amor”, por ejemplo, y nos unimos a un coro de voces que remonta los siglos, que cabalga en el par de sonidos a través de tragedias y dichas, que mueve montañas y derrumba imperios y, al final, se pierde en su origen etrusco, esa lengua de magos y arúspices que -al igual que el amor- nadie puede entender. Una voz en la calle...

Read More

El señor de los reyes y supremo emperador

De muchos hombres se ha dicho que fueron inmortales, pero toda inmortalidad termina por agotarse, porque la memoria de esos seres viaja a bordo de mortales. Quizá exageraba el bueno de Matatías al decirles a sus hijos que la gloria era estiércol y gusanos, pero no cabe duda de que con sus palabras logró disuadir a sus críos de dejarse arrastrar por los fantasmas de la fama, de la aceptación masiva y ruidosa de los hombres. San Anselmo comparaba a los que buscan ser famosos con los niños que buscan mariposas e Isaías sostenía que esos seres obsedidos con...

Read More

La isla resplandeciente

Prólogo en español del libro “Serendipity: Un viaje fotográfico por Sri Lanka” Edición bilingüe: Español-Inglés. -300 fotografías,146 páginas-   Como nadie es tan joven que no pueda morir mañana, hace unos meses empecé a preguntarme qué experiencia le faltaría a mi vida si la muerte llegara apresurada. No tuve que buscar mucho para encontrar la respuesta. Descartado el sueño de flotar en la luna, sólo había una idea que volvía insistente: visitar Sri Lanka. Tendría que contar toda mi vida para explicar la importancia que “la lágrima de la India” ha tenido para mí. He olvidado el momento preciso...

Read More

El rayo verde

  “Naturalmente, un manuscrito” Umberto Eco               Dicen por ahí que las explicaciones tranquilizan pero no dejan nada claro. Yo comparto esa opinión. Por eso no explicaré nada sobre el prodigio del que aquí se habla, ni sobre la forma como llegó a mis manos el manuscrito del que a continuación trans­cribo los fragmentos menos incoherentes. Poco sé de su autor. Al final de las ciento veinte páginas apa­rece una fecha, enero de 1907, y un nombre, Julius, que más parece un seudóni­mo. El escrito comienza con tres citas, sobre cuya autenticidad preferimos no opinar.   A manera...

Read More

Criatura perdida

  (Un fragmento de la novela) ALGÚN DÍA me reiré de todo esto. Sentado en su maleta, con un traje elegante y gastado que fue de su padre, mirando las paredes con sombras de limpieza donde estuvieron los cua­dros, el piso con huellas de óxido en el rincón de la nevera, el despliegue alegre y libre de las arañas en el techo. Reiré de este nudo marinero en la garganta, de mi aspecto agobiado y solemne, de la maleta atibo­rrada con objetos que iré dejando en el camino hasta quedarme sin nada, con cosas distintas que serán nada, con...

Read More

La caricia azul de cuero

Ocurren cada día tantas cosas cargadas de sentido. Pero suele suceder que cada día hay una de ellas que es la más importante. Sería posible incluso titular cada día de la vida, decir por ejemplo: 18 de septiembre, el día del rubor recuperado. Tal vez habrías titulado de ese modo esta jornada que se extingue. Después de hacer el balance general, de sopesar conversaciones telefónicas, miradas, tus vísceras ruidosas en sitios tumultuosos y callados, llegarías sin esfuerzo a concluir que lo mejor, tal vez lo único, fue ese rubor venido de no se sabe dónde, de decenios o países...

Read More

Los rumbos mágicos

   “Y ella sus rumbos mágicos entabla”. Lope de Vega   “Miren esa vaina…”, dijo Gustavo con voz ahoga­da. Sus amigos miraron hacia el patio en tinie­blas y sintieron que algo extraño los estaba mirando. La noche venía desde el mar, cargada de molécu­las minúscu­las de sales y de agua, sacudía las pal­meras, barría los techos de las casas, viajaba por el parque del Cabrero rumbo a la madrugada. Una charla decreciente los había conducido hasta ese parque y esa hora perdida. Horas antes se habían reunido a la salida de El Universal –donde Gabriel y Héctor trabajaban–, habían...

Read More

Influencias

Por Gustavo Arango Cuando tenía veinte años me indignaba que mis amigos leyeran mis historias y me las devolvieran diciendo: “Tienen mucha influencia de Cortázar”. La rabia, en parte, era conmigo. Había proclamado hasta el exceso mi entusiasmo por Cortázar. Le había dado armas al enemigo. De nada me servía decir que Julio Florencio no era el único autor que había leído. Estaba condenado por plagio y, de paso, me invitaban a dejar el delirio de querer ser escritor. Cuando nos comparan con otros sentimos una secreta humillación. Nos gusta ir por el mundo creyéndonos únicos. Por eso me...

Read More

Gao Xingjian, Premio Nobel de Literatura: “No estoy para comentar todo lo que ocurre en el mundo”

  Por Gustavo Arango Tres veces ha sentido la cercanía de la muerte: una por cáncer, dos por la fama.  El cáncer desapareció sin dejar rastro. La fama llegó para quedarse, pero Gao Xingjian ha aprendido a manejarla. Cada una de aquellas agonías lo ha invitado a apreciar de manera distinta su vida. Tiene setenta y dos años. Es delgado, sereno, sin ínfulas. Procura diluir la ansiedad que le produce encontrarse ante a un público numeroso. La conversación tiene lugar durante el Congreso de la Asociación de Lenguas Modernas (MLA), en Boston.  De las casi ochocientas sesiones del Congreso,...

Read More
  • 1
  • 2

Videos recientes

Loading...