Pedro Arturo Estrada

Arte del afiche por Juan Betancurth, con foto del autor por Loli Cienfuegos.

Arte del afiche por Juan Betancurth, con foto del autor por Loli Cienfuegos.

En la siempre acogedora “Terraza 7” de Elmhurst, ha vuelto a escucharse la voz de uno de los poetas colombianos más queridos en Nueva York, Gabriel Jaime Caro (Gajaka), presentando la reciente y bella edición de La risa de Demóstenes, rara, III, su reconocida obra en mutación permanente, cuyas versione anteriores recordamos muchos de sus lectores no sólo con cariño sino con admiración indeclinable en el tiempo.

Según el prologuista, Carlos Enrique Ortiz, “La poesía de G.J.C. es ella misma una suerte escasa (…), es la excepciòn absoluta, lo sui generis mismo, lo otro. Por eso escapa al estado general de ruina y de miseria en que ha caído la poesía colombiana de hoy, convertida en proyecto personal de arribistas (…), reducida a la cacofonìa y a la repeticiòn de lo siempre ya dicho.

Y es verdad que la escritura poética de Gabriel Jaime es otra cosa, cuestiona sobre todo la percepción lineal del discurso poético tradicional, abre fisuras en el sentido, pulverizando, al decir de René Char, la visión unívoca del poema como objeto verbal, abriendo y multiplicando sus conexiones hipertextuales.

Entre amigos y còmplices, neoberracos como  J.B. Comas, Noel Jardines y poetas colombianos como Adrian Cadavid, Diego Rivelino, Miguel Falquez-Certain, Nicolás Linares, entre otros, habitantes de la noche y la palabra, la velada fluyò cargada de afectos, buen humor, ironía y sutiles interrogantes que, con cada nuevo buen libro, todavía vuelve a abrir en nosotros la poesía.

 

Loli Cienfuegos

 

Noel Jardines

La velada inició con la presentación del poeta colombo americano a cargo de Loli Cienfuegosla Sacerdotisa Celtibería de Gajaka y del poeta, profesor y cineasta Noel Jardines.

 

 

 

 

 

*La risa de Demóstenes, rara, III. Gabriel Jaime Caro (Gajaka). Colección poética Sorstalantág (Ausencia de destino). Medellín, Colombia. Mayo y 2017.