El abanico de candidatos a la alcaldía de Nueva York es tan pluralista como la misma ciudad con millones de personas que empujan el engranaje de un sistema tan complejo y costoso que terminará cuando se conozca al sucesor de Michael R. Bloomberg.

Sólo dos candidatos a la alcaldía de Nueva York aparecen en los titulares de prensa de los grandes medios neoyorkinos. El resto son una legión de aspirantes con buenas intenciones, pero sin apoyo político y económico, mantienen el buen ánimo, continúan visitando centros para ancianos, iglesias, participan en desfiles y se anuncian en las publicaciones étnicas de menor circulación, con la esperanza de conquistar a un electorado que aún se mantiene bajo la sombra del poderío del voto blanco y afroamericano.

Bill de Blasio, demócrata y Joseph J. Lotha, republicano son los candidatos que lideran la contienda electoral por la silla del billonario independiente Bloomberg quien se retira, luego de tres términos consecutivos, con un alto nivel de aceptación como el alcalde que sacó a Nueva York de la crisis económica, luego de los ataques terroristas del martes 11 de septiembre de 2001.

Hay un tercer candidato, Adolfo Carrión, Jr. registrado ante la junta electoral como independiente pero con una amplia trayectoría en el partido demócrata, fue presidente del  condado de El Bronx y perteneció al gabinete del presidente Barack Obama. Carrión Jr. aparece con solo un dos por ciento de intención de voto, aspira a despertar una fuerza dormida que se mantiene  en el anonimato y que hasta la fecha nole  ha demostrado su poderío en el momento en que más lo necesita: el voto hispano.

Otro candidato de ascendencia hispana es el religioso Erick Salgado, quien sabe que no va a triunfar y recomienda dar el voto a Lotha. “Es el mejor preparado para esta gran ciudad”.

Los hispanos en Nueva York y a nivel nacional, se distinguen por su apatía política. Son una fuerza arrolladora en el plano laboral pero no en el electoral y el porcentaje de los votos hispanos proviene, en su gran mayoría, de los sindicalistas comprometidos con los partidos tradicionales. En la ciudad de Nueva York viven 2.4 millones de latinos de los cuales la mitad son ciudadanos con edad para votar.

De Blasio lidera las encuestas, con un alto favoritismo entre los liberales neoyorkinos que no se han escandalizado al conocer que el candidato está casado con una mujer afroamericana, que en sus años de juventud era lesbiana y ahora es la madre de sus dos hijos. Tampoco les perturba el hecho de que se fueran de viaje de luna de miel a Cuba cuando era prohibido hacerlo, ni que en su época de estudiante viajara a Nicaragua en apoyo al movimiento  Sandinista ni a los países de la cortina de hierro.

De Blasio fue concejal y Defensor del pueblo, además trabajó en la campaña al senado de Hilary Clinton en el 2000, es el ‘token’ del partido demócrata para recuperar la alcaldía de Nueva York después de veinte años de administración republicana-independiente y cuenta con el 65% a favor en las encuestas de opinión.

Lotha es el segundo en las encuestas, (24%) es de la línea tradicional republicana, y al inicio de su campaña prefirió mantenerse alejado de la sombra protectora del ex alcalde Rudy Giuliani. Una semana antes de la elección se les vio juntos haciendo campaña en los vecindarios en donde se concentra el mayor número de votantes blancos, policías, maestros y bomberos. Lotha fue director de la Autoridad Metropolitana de Transporte de Nueva York (MTA) entidad que maneja el sistema de trenes, uno de los más extensos en el mundo.

El destino político de Nueva York se define este martes cinco de noviembre en una elección muy disputada que traerá nuevos aires a la ciudad y una nueva familia a Gracie Mansion a partir del primero de enero del 2014.

[author] [author_image timthumb=’on’]http://vote.nyc.ny.us/includes/site_images/misc/vote_here.jpg[/author_image] [author_info]Los centros de votación están abiertos desde las 6:00 AM hasta las 9:00 PM. Usted puede encontrar la localización de su centro de votación: Buscándolo el sitio web: www.vote.nyc.ny.us Llamando al banco telefónico al 1-866-VOTE.NYC Mandando su dirección por correo electrónico a: vote@boe.nyc.ny.us Le mandaran por correo electrónico la localización de su centro de votación. (Por favor indique en la línea de sujeto el condado en cual usted reside).[/author_info] [/author]