Ejercicios lo mantienen en forma - Foto Getty

Ejercicios lo mantienen en forma – Foto Getty

El corazón late aproximadamente 100.000 veces por día, 35 millones de veces al año. Bombea sangre a todo el cuerpo tres veces por minuto y la lleva en un recorrido equivalente a 12.000 millas cada 24 horas. Incluso cuando descansamos, el corazón trabaja el doble que los músculos de la pierna de una persona que está corriendo. El corazón es un músculo sorprendente y vital que necesita buen cuidado y mantenimiento. Sin embargo, 1 de cada 4 fallecimientos son originados por enfermedades cardíacas. Si bien existen algunos factores de riesgo inherentes tales como la edad o el historial familiar, las malas decisiones de estilo de vida frecuentemente provocan la aparición de las enfermedades cardíacas. La buena noticia es que si toma mejores decisiones en este sentido, se reducirá el riesgo de enfermedades cardíacas; no es tan difícil como usted cree.

Llevar un estilo de vida saludable para el corazón funciona Un estudio publicado en la revista de la Asociación Médica Estadounidense (AHA) reveló que aquellas personas que mejor seguían las recomendaciones de esta Asociación en relación con la alimentación y el estilo de vida, tenían 76% menos riesgo de fallecer debido a una enfermedad cardíaca y 51% menos riesgo de fallecer por cualquier otra causa, en comparación con aquellas personas que no seguían las recomendaciones con tanta atención. El estudio además reveló que solo una reducida cantidad de personas siguen todas o la mayoría de las pautas de AHA relacionadas con la salud cardíaca. Entonces, no debe sorprender que las enfermedades cardíacas siguen siendo la causa principal de fallecimiento de hombres y mujeres en los Estados Unidos. Pero no debería ser así. Hoy puede comenzar a introducir cambios que le ayudarán a mantener su corazón saludable durante mucho tiempo.

Tres cambios que puede introducir

1. Coma mejor

Una de las mejores armas contra la enfermedad cardiovascular es una alimentación saludable. Si come una gran variedad de alimentos con una cantidad reducida de grasas, colesterol y sal, pero rica en nutrientes, podrá ayudar a proteger su corazón. En lugar de pensar tener una alimentación saludable en cuanto a lo que no puede comer, piense en lo que sí puede comer.

Agregue más: -Frutas y verduras: aproximadamente 4 1/2 tazas y media por día.

-Alimentos de granos integrales: al menos, 3 porciones de 1 onza por día.

-Pescado: al menos, dos porciones de 3 1/2 onzas por semana.

-Nueces, legumbres y semillas: al menos, cuatro porciones por semana Aproximadamente el 25% del colesterol de su sangre proviene de los alimentos que consume.

Si come alimentos saludables con bajo contenido de colesterol, grasas trans y saturadas, además de alimentos con gran cantidad de fibra, podrá mantener los niveles de colesterol controlados. Otra manera de ayudar a controlar los niveles de colesterol consiste en incorporar proteína de soja a su alimentación saludable. Diversas investigaciones han demostrado que la alimentación a base de soja puede reducir los niveles del colesterol LDL (colesterol malo) y triglicéridos y elevar los niveles del colesterol HDL (colesterol bueno).

Uno de los principales componentes de las propiedades reductoras del colesterol mediante la soja se denomina lunasina, un péptido natural de la soja. Se ha descubierto que actúa en la etapa inicial de la producción de colesterol en el cuerpo o en lo que se conoce como nivel epigenético. Esto indicó que la enfermedad cardíaca y otras condiciones hereditarias se podrían controlar si agrega lunasina a su dieta. Las investigaciones realizadas a la lunasina eran tan prometedoras que los científicos encontraron una manera de extraer la lunasina del frijol de soja a fin de obtener una forma pura. El contenido de lunasina en alimentos a base de soja varía según el producto y la marca. Por ejemplo, el polvo de soja LunaRich proporciona el equivalente de lunasina de 25 gramos de proteína de soja. Para obtener esa misma cantidad en otros alimentos, debería beber aproximadamente 32 onzas de leche de soja o comer aproximadamente 12 onzas de tofu. Para obtener más información sobre la lunasina, ingrese a www.reliv.com/lunasin.

Mujer subiendo escalera Getty2. Póngase en movimiento Según la AHA, casi el 70% de los estadounidenses no realizan la actividad física que necesitan. Pero la actividad física diaria puede mejorar el tiempo y calidad de vida. El ejercicio moderado puede ayudarle a perder peso, reduce la posibilidad de sufrir una apoplejía, diabetes y complicaciones cardíacas, reduce la presión arterial y previene otras complicaciones médicas graves. Realice, al menos, 30 minutos de actividad moderada por día, cinco veces a la semana. A continuación le presentamos maneras sencillas ponerse en movimiento: -Comience a caminar: camine con la velocidad suficiente para acelerar el ritmo cardíaco. Trate de realizar caminatas a paso ligero de 10 minutos por día. Estacione en un lugar lejano a su destino. Suba por la escalera en lugar de tomar el elevador. Saque a su perro a pasear después de la cena o camine hacia un destino en su barrio en lugar de manejar. -Realice actividades: las actividades al aire libre tales como la jardinería, barrer las hojas o lavar el auto son buenas maneras de ponerse en movimiento. Limpiar la casa también. Pruebe poner música y bailar mientras realiza estas actividades. Incluso estos pequeños cambios pueden beneficiar su salud, y verá aún más beneficios cuando aumente la duración, la frecuencia y la intensidad de sus actividades. Hable siempre con su médico para saber si hay actividades que no debe realizar.

3. Pierda peso El sobrepeso en sí mismo es un factor de riesgo para la enfermedad cardíaca. Dicho sobrepeso ejerce aún mayor presión sobre su corazón, sus pulmones, vasos sanguíneos y huesos. Además, el sobrepeso aumenta el riesgo de sufrir de hipertensión, colesterol alto y diabetes. Si pierde solo 10 libras, podrá reducir significativamente la presión arterial. -Hable con su médico: conozca su índice de masa corporal (IMC), que indica su peso en relación su altura. Conozca cuál debería ser su IMC y averigüe la cantidad de calorías que debería consumir por día para una persona de su edad, sexo y nivel de actividad física. -Mantenga un registro de lo que come: ello le dirá mucho sobre sus hábitos alimenticios y le ayudará a tomar decisiones inteligentes, como controlar el tamaño de las porciones y elegir alimentos ricos en nutrientes. -Fije metas razonables: no realice dietas de moda que afirman que perderá 10 libras en una semana. La pérdida de peso lenta y constante probablemente se mantendrá, y usted estará saludable en el futuro.

La buena noticia es que si logra los pasos 1 y 2 (comer alimentos más saludables y estar más activo), el paso 3 será una derivación natural de sus esfuerzos. Su corazón trabaja mucho por usted, comience a cuidarlo más hoy para que pueda trabajar por usted durante mucho tiempo.

La Administración de Medicamentos y Alimentos aprobó la siguiente afirmación relacionada con la salud: “25 gramos de proteínas de soja como parte de una dieta baja en grasas saturadas y colesterol puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas”. Las investigaciones adicionales realizadas durante la última década indican que la soja, un péptido de la soja denominado lunasina, podría prevenir diversas condiciones de salud hereditarias.

Family Features – Nueva York