Por Jorge Ivan Mora

La obra de Irene Núnes, es la insinuación colorida  de una cruzada amorosa en la que sus figuraciones simbólicas, los ensambles y las esculturas desnudas, son seres animados por el deseo de alcanzar el equilibrio, respetar las diferencias, y coexistir mediante la interacción del hombre y el medio ambiente.

Pudo ser que en la ingravidez de la infancia, la artista envolvió en lienzos de memoria sabidurías y sonidos ancestrales recogidos en  Maranhao, Brasil, y cuando pudo, o cuando maduró su tiempo, viajaron en sus bártulos hasta la academia, en la Universidad Federal de Goias, donde se graduó en Artes Plásticas y les sacralizó con sus trazos y barnices policromáticos de aceite.

En la adulta peregrinación de  su lenguaje pictórico, Irene no parece destinada a intentar revelaciones melancólicas paisajistas, porque su manera de hablar es conceptual, de modo que las identidades y reclamos tienen voz en los diversos colores que emplea para animar  finas líneas que danzan y forman círculos sobre espacios siderales a veces oscuros, y lo hacen con la libertad de un cortejo de fiesta de tambor de criolla, como los que aun ocurren en las calles estrechas y empedradas de su infancia y que conserva su pueblo natal, o los de las vecindades, las cuales se extienden entre casas grandes y coloniales de más de un piso de altas, en cuyas  fachadas de azulejos se extienden las señales del pasado imperial.

Musicales y simples como ella, entre blancos de coral, o sobre superficies azules venidas de litorales lejanos, los elementos que acuden a sus veladas creativas, discurren  en cada espacio de tela o en las esculturas figurativas de arcilla y metal, como una conversación universal en movimiento acerca del equilibrio de la vida.

Son sitios de convivencia de formas geométricas, recreaciones de  la noche y el día, y series abstractas bruñidas en materiales acrílicos, que a veces cuentan historias, y quizás en ellas la magia del alma carioca nos invita a creer que en algún rincón intemporal de esos espacios estuvimos un día ahí.

Brasileña y universal, la trayectoria de Irene Núnes señala puntos de encuentro que legitiman su estirpe global, como su participación destacada en Expo Millenium en Cannig House Gallery, en Londres, su llamativa propuesta de una escultura a gran escala honrando a las víctimas del S -11, a través de la World Trade Center Site Memorial Competition, en New York, su participación del proyecto cultural “Brasil Community”  en calidad de coordinadora cultural , divulgando la cultura brasileña, además de su inclusión activa en el festival de verano Pier 63, Manhattan con una nutrida exposición de su inteligente y variada obra.

Fiel a su vocación pedagógica, en sus trabajos las preocupaciones sociales están simbolizadas por performances de esculturas y pinturas, sin dejar de lado sus manifestaciones integrales y participativas con las organizaciones que siempre tienen contacto directo con las expresiones culturales, en la búsqueda de que las creaciones de sus colegas sean el punto de partida para muchos de sus proyectos.

Por eso, Irene es actualmente Miembro de las International Association of Art (IAA), la Asociación de Escultores del estado de Goias (SAGS), pertenece a Fine Artist Union of Sant Paul (FAUSP) y de El Museo del Barrio, Manhattan, y su más ‘creativa’ ocurrencia ha sido la apertura de Art Café, en Park Avenue de Weehawken, donde ofrece encuentros de cultura y suministra herramientas de estimulación artística y educativa a quienes lo visitan.

Irene Núnes es ella, solo ella. Con su arte, con su pensamiento, con sus expresiones. Pero por encima de todo, es la artista que lleva en su sangre la estirpe brasileña, cuyos orígenes le permiten mirar desde otros ángulos el panorama de la vida, de su quehacer artístico y de su valor como mujer y como artista.

 Colectiva Arte Brasil

ArtCafé es una organización sin fines de lucro cuya finalidad es la de promover el arte y la cultura en la comunidad organizando y difundiendo eventos individuales y colectivos, para iniciar el 2013  presenta la colectiva Arte Brasil. El grupo de artistas plasticos encabezado por Irene Núnes está integrado por Gustavo Braga, Alcinda Saphira, Rene Nascimento, Marcos Amaro y Antonio Oliveira, traen una colorida explosión de arte brasileño a Union City, Nueva Jersey el viernes 18 de enero.