Arpista colombiano puede cambiar el sonido de la música llanera al jazz con un giro de muñeca

Por Julio César Paredes

Edmar Castañeda no le tiene miedo a desafiar lo establecido. El arpista colombiano se está abriendo paso en el mundo del jazz latino con un instrumento que no se escucha a menudo en este género: el arpa.

La visión musical de Castañeda es tan estimulante que está ganando fanáticos como el gran Paquito D’Rivera, con quien el colombiano ha llegado a trabajar debido a su adaptación de técnicas intrincadas del punteo tradicional para tocar melodías de jazz junto al tumbao afrocubano.

Edmar nació en Bogotá en 1978. Desde que se mudó a los Estados Unidos hace 19 años, ha hecho de Nueva York su escenario mundial par dar a conocer su talento con el arpa, revolucionando la manera que la audiencia y los críticos ven su arte de una manera inusual.

Este colombiano es un maestro en la realización de hermosas complejidades del tiempo y el sonido, mientras que hábilmente extrae exuberantes colores y matices a través de un dinamismo casi inalcanzable.  A diferencia de sus colegas músicos enrarecidos que han transformado sus vidas y circunstancias inmediatas a través del arte, el viaje musical de Edmar se remonta a un principio humilde y totalmente inspirador.

Hijo de un músico y una madre que le enseñó el amor por las tradiciones folklóricas de su tierra, aprendió desde muy pequeño a desarrollar la vocación musical.  Las clases de baile de “joropo” que él y su hermana asistieron regularmente, convirtieron a Edmar en un amante del movimiento acompañado por el arpa. Incluso ahora, en los escenarios de todo el mundo, se observa como el cuerpo de Castañeda aparentemente envuelve su arpa colombiana como si fuera una hazaña artesanal donde se cruzan ritmos con acordes que rivalizan los esfuerzos de los más célebres guitarristas de flamenco.

Edmar ha tenido la oportunidad de presentarse en escenarios importantes como el Lincoln Center, The John F. Kennedy Center for the Performing Arts, and Carnegie Hall, así como acompañar a músicos distinguidos, entre ellos, Chico O’Farrill, John Patitucci, Paquito D’Rivera, Lila Downs, Wynton Marsalis y la Orquesta de Jazz del Lincoln Center.

Entre su discografía se puede destacar “Double Portion” (2012), “Entre cuerdas” (2009), “Melodía verde” (2007), “Explorations: Classic Picante Regrooved” (2006), “La marea” (2005), “Hang On Mike” (2004).

Castañeda también es miembro del grupo Andrea Tierra Quartet junto a David Silliman, Sam Sadigursky y Andrea Tierra.  El cuarteto se presentará en Newport, Rhode Island y Curazao en el mes de agosto; en Barquisimeto, Venezuela en septiembre y en el Festival de Jazz Caramoor de Nueva York en el mes de octubre.

Más detalles en www.edmarcastaneda.com.

Presentación en Americas Society