Ya sea que se trate de una tableta con fines educativos o de la gran pantalla del último videojuego, el uso de la tecnología electrónica ha aumentado significativamente entre los niños. De hecho, según un estudio de Kaiser Family Foundation, la población de 8 a 18 años pasa más de siete horas y media con artículos electrónicos todos los días.11441

Lamentablemente todo ese tiempo frente a la pantalla puede causar fatiga ocular y, en última instancia, afecta la salud ocular y la visión general de su hijo.

Para ver objetos más cerca, los ojos automáticamente se ajustan inclinándose hacia adentro; las pupilas se achican para enfocar y los músculos oculares se ajustan para que podamos obtener una imagen clara. Como resultado, el uso prolongado de pantallas electrónicas puede irritar los ojos, y nublar o cansar la vista.

La focalización intensa sobre una pantalla de video también produce menos parpadeo, y esto puede provocar lesiones oculares.

Si bien no existe evidencia científica de que las computadoras y los dispositivos electrónicos portátiles causen problemas de visión en forma directa, el uso de estos dispositivos en forma prudente puede ayudar a evitar el esfuerzo y la fatiga ocular, además de dolores de cabeza, visión borrosa y ojos secos.

Para proteger la visión de sus hijos, tenga en cuenta estos consejos de Ameritas, proveedor líder de planes para la salud auditiva, visual y dental:

  • El uso prolongado de dispositivos electrónicos puede exacerbar los problemas oculares existentes; por lo tanto, los artículos electrónicos se deben usar con moderación. Limite el tiempo de exposición frente a la pantalla a dos horas o menos por día (incluidas actividades tales como mirar televisión, jugar con videojuegos y usar teléfonos celulares).
  • Fomente el parpadeo intencional mientras utiliza dispositivos electrónicos para refrescar los ojos con la humedad natural a fin de prevenir infecciones bacteriales, puntos secos y trastornos de la córnea.
  • Reduzca el esfuerzo ocular mediante la luz natural de ventanas y el uso de artefactos de iluminación con bombillas de poca intensidad.
  • Mantenga las pantallas de la computadora a una distancia de 20 a 28 pulgadas del rostro.
  • Practique la regla de los 20 para descansar los ojos. Cada 20 minutos, pídale a su hijo que mire, al menos, a 20 pies de distancia durante 20 segundos antes de volver a enfocar la atención nuevamente.
  • Muévase o cambie de posición periódicamente mientras utiliza el dispositivo.
  • Detecte signos de esfuerzo ocular mientras utiliza los dispositivos, tales como entrecerrar los ojos, fruncir el ceño frente a la pantalla o frotar los ojos.
  • Si siente molestias o tiene problemas de visión, programe una evaluación profesional con un oculista.

Si se tiene en cuenta el tiempo que se pasa en la oficina frente a la pantalla de la computadora, muchos adultos generalmente utilizan dispositivos electrónicos durante la misma cantidad de tiempo o más que sus hijos. Si sigue estos consejos, no sólo dará un buen ejemplo, sino que protegerá su propia salud ocular.

Para obtener más información y consejos sobre el esfuerzo ocular durante el uso de dispositivos electrónicos, visite www.ameritasinsight.com.

Fotografía cortesía de Getty Images (Family Features)