Madrid 10 horas

Hay ciudades que impactan a primera vista, te abren sus brazos acariciándote delicadamente, embrujándote con el olor de su vegetación, las comidas cocinadas al aire libre y el ruido inconfundible de su música. Ni que hablar del acento de sus gentes, de la gran comunidad que abre sus puertas cada mañana para recibir los primeros rayos de sol, tomar el café junto a las flores sembradas en macetas, en los pequeños balcones de las antiguas edificaciones en las avenidas más significativas de la poli. Hay calles en las grandes ciudades que nos transportan a pequeños pueblos visitados en nuestra infancia, hay lugares que nos bañan de lagrimas al recordar épocas pasadas en donde jugábamos a la ronda y cantábamos…. Los pollos de mi cazuela…. Madrid es este tipo de ciudad, es el cosmos que alberga historias milenarias con sus nobles edificaciones. Veo a Madrid como la huella de nuestras culturas vistas a través de los ojos de la mamá. Aunque para algunos haya sido una mala madre, con personajes despiadados, su huella esta presente en las calles de Cartagena, Guatemala, Quito o Panamá. Visitar Madrid es leer el mapa de la historia al revés. Es como hacer un viaje al pasado del cual no tenemos referencia alguna. ¿Se imaginan caminar a través del tiempo, recorrer las calles de esa ciudad que tenemos ante nuestros ojos y que solo podemos...

Read More